Hace dos semanas tuve el placer de compartir cocina con una de las blogueras a las que más admiro de las bitácoras de gastronomía vegana en español, Vegan Por Utopías. Merchi se caracteriza por defender un consumo responsable en todas las facetas de su vida y por, como decía Galeano, perseguir la Utopía como objetivo en el caminar diario, Utopía es aquello que aún no hemos hecho todavía. Esto queda reflejado en todas las áreas creativas a través de las que se expresa. El diseño de ropa y complementos es una de sus especialidades y la gastronomía vegetal es otra de ellas. Su cocina es sorprendente, pero sencilla y asequible al bolsillo; de toda la vida, pero con sabores de otras culturas y países por los que ha viajado, empapándose de la esencia de sus gentes. Esta madrileña afincada en Alemania es empática, generosa y tiene un corazón muy grande. Todo esto, sorprendentemente, se nota en cada una de las recetas que comparte en su blog Por Utopías, porque ya sabemos que el respeto y el amor son dos ingredientes secretos y mágicos en la cocina, que hacen posible que se conquisten los paladares de los comensales. Así que, cuando vino a visitarme a mi casa en Países Bajos, le propuse este reto, ¿por qué no hacemos una receta juntas y compartimos con los seguidores del blog de La Cocina de Luis y Sara, todos estos valores que nos mueven a nosotras a diario?

 

Merchi1

 

La cocina es ese laboratorio de afectos y charlas infinitas. Hay risas, confesiones e intercambio de conocimientos. La cocina es ese rincón sorprendente de una casa en el que se puede trabajar a cuatro, seis, ocho, y a veces hasta más, manos. Y si, además de los ingredientes de la receta, sumamos el cariño, la diversión y la complicidad, ese laboratorio se puede convertir en un lugar creativo, donde no faltarán los viajes a otros lugares y a otros tiempos.

Nuestra receta comenzó con una visita al novísimo y modernísimo mercado cubierto de Rotterdam, Markthal.

 

 

By Timelezz (Own work) [CC BY-SA 4.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)], via Wikimedia Commons

By Timelezz (Own work) [CC BY-SA 4.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)], via Wikimedia Commons

Lo mejor de este lugar es su interior, ya que está decorado con motivos alimenticios, como frutas y verduras, que le dan color al techo, al más puro estilo Capilla Sixtina de Miguel Ángel. Merece la pena su visita.

 

By Zanderxo (Own work) [CC BY-SA 4.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)], via Wikimedia Commons

By Zanderxo (Own work) [CC BY-SA 4.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)], via Wikimedia Commons

Como a nosotras nos gustan más los mercados descubiertos, donde puedes encontrar verdaderos tesoros, salimos de Markthal para dirigirnos a la avenida principal, lugar muy cercano donde hay rastro los sábados por la mañana. Después de casi dos horas, nuestra cesta de la compra quedó reconfigurada con un montón de verduras y frutas frescas que habían llamado nuestra atención: judías verdes, rúcula, mangos, aguacates, espárragos blancos, limas y, sobre todo, mucha papaya. ¡El menú estaba claro! Ensalada de papaya por Utopías y, para picar, un guacamole. A continuación compartirmos con vosotros la receta.

 

CompraOK

 

Ensalada de papaya por Utopías

 

Ingredientes (4 personas):

 

❥ 4 papayas.

❥ 75 g de rúcula.

❥ 400 g de judías verdes.

❥ 2 cebollas moradas pequeñas.

❥ Cacahuetes.

 

Para la vinagreta:

 

❥ Restos de papaya.

❥ AOEV.

❥ Vinagre balsámico.

❥ Salsa de soja.

❥ Comino.

❥ Un poco de panela.

 

Elaboración:

 

Procesa las 4 papayas con el rallador, para que queden a tiras.

 

PapayaOk

 

Esta es, quizá, la parte más laboriosa y que requiere de más paciencia por nuestra parte en la elaboración de esta receta tan sencilla en su conjunto. Pero el resultado merece la pena, ya que nos quedará la papaya en tiras y su sabor podrá mezclarse con el resto de ingredientes. ¡Nos encanta!

 

Papaya2OK

 

  • Al acabar de rallar las papayas te quedarán trozos demasiado pequeños para poder procesar. Apártalos porque vamos a aprovecharlos para hacer nuestra vinagreta frutal.

 

  • Es el momento de preparar la base de nuestra ensalada. Para ello pon en el fondo de la ensaladera la rúcula y las cebollas picadas muy finas en cuadritos. Añade la cebolla al gusto. Le puedes echar una cebolla pequeña o incluso 1/2 o 2. Nosotras le echamos 2 porque a Merchi le gusta así, pero yo la próxima vez le echaré solo 1.

 

rúculaOk

 

  • Otro de los ingredientes de nuestra base son las judías verdes. Puedes lavarlas, procesarlas, cortarlas por la mitad y añadirlas crudas directamente. También puedes pasarlas por la sartén un minuto, con ajo picado muy fino, vuelta y vuelta. Como prefieras.

 

Judías-y-chalotaOK

 

  • Ya tenemos la base de nuestra ensalada: rúcula, cebolla morada picada fina y judías verdes.
  • Es el turno de nuestra vinagreta. Pon en el vaso de la batidora los restos de papaya, un buen chorreón de AOEV, un chorrito al gusto de vinagre balsámico, otro de salsa de soja, un poco de comino, un poco de pimienta negra y otro poco de panela, si le quieres dar un toque dulce, también puedes usar sirope de ágave. Nosotras no echamos sal, pero tú puedes hacerlo.

AceitesOk

 

  • Ya puedes agregarlo a la base de la ensalada y mezclar.

 

MezclamosOK

 

  • Mientras que terminamos los dos pasos que nos quedan, nuestra base iría cogiendo saborcito rico.

 

Base-ensaladaOk

 

  • Es el turno de preparar nuestros cacahuetes. Nosotros hemos elegido este fruto seco, pero tú puedes elegir otro si lo prefieres: anacardos, nueces, almendras…

CacahuetesOk

Para finalizar agrega la papaya rallada y los cacahuetes a la base de nuestra ensalada junto con la vinagreta y mezcla todo muy bien.

EnsaladaOk

¡Ya está lista nuestra ensalada! ¡Buen provecho!

Os dejamos con más fotos, ya que además de la ensalada de papaya por Utopías, hicimos un guacamole muy rico y el famoso No queso de Merchi, que te recomiendo encarecidamente que pruebes. ¡Es adictivo!

Desde aquí mando un abrazo muy fuerte a Merchi y a Paski que con su visita llenaron nuestra casa de alegría y buenas vibraciones. Y a vosotros y vosotras, ¡no dejéis de compartir momentos como estos con vuestros amigos y seres queridos! ¡Recarga energía por mil! ¡Sed muy felices!

¡Hasta el próximo post, amigos!

GuacamoleOkMesa-puestaOkPlano-picadoOkTodosOk

Fotografías de Merchita von Belendi.

 

 

firma blog laura

Opt In Image
5 claves básicas para una alimentación saludable EBOOK GRATUITO
Suscríbete al newsletter y recibirás el ebook.

Artículo gratuito por unirte a mi comunidad
Libro de Luis García
Disponible en PDF

¿Que te ha parecido el artículo?

Ayúdanos a mejorar el blog, valoramos tu opinion!
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Entradas Relacionadas

7 replies on “Cocinando por Utopías- Receta de ensalada de papaya

  • Merchita

    I am in loveeeeeeeeee !!!!!!!!! Me ha encantado el post, las fotos que hicimos y sobre todo el cariño que se lee en cada frase. Me he emocionado al leerlo, y no lo digo sólo por citar a APM 😉

    Ahora a compartir esta maravilla, muchas gracias por todo :))))))
    Mi alegría y buen corazón me lo hacen tener las maravillosas personas de las que me rodeo <3

    Responder
    • Laura Rueda

      ¡Qué bien, Merchita! ¡Menudo fin de semana tan especial compartimos! Cocinar juntas, compartir momentos por Países Bajos y charlar sobre mil cosas para cambiar nuestro alrededor, que enriquecen también el alma en esta vida tan rápida que nos rodea. ¡Muchas gracias por llenar nuestra casa y corazones de alegría! ¡Y por poner tanto cariño a las recetas de tu blog, que están deliciosas! ¡Gracias! <3 ¡Repetiremos pronto!

      Responder
  • luis

    Maravilloso y muy bien explicado con imágenes Laura!! Una maravilla que seguro mucha gente repite en sus casas. Millones de gracias por compartir!!!

    Responder
    • Laura Rueda

      ¡Muchas gracias, Luis! Las imágenes las trabajó maravillosamente Merchi. ¡Espero que mucha gente se anime a repetir la receta con sus variaciones y nos haga llegar sus comentarios! Cuando compartes momentos especiales con seres queridos sientes la necesidad de compartirlo con los demás y contagiarles un poco de esas sensaciones que tú misma viviste. Y si es cocina, todo cobra mayor sentido, ¡la cocina vegetal es afecto y amor! 🙂

      Responder
    • Laura Rueda

      ¡Muchas gracias, Paula! Me encanta que os guste y que pronto vayáis a probarla. ¡Creo que compartir recetas es una de las mejores cosas del mundo! Hambre a todas horas 🙂 ¡Abrazo grande!

      Responder

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *