Trucos para comer vegetal mientras viajas

Una de las preguntas que más estoy recibiendo últimamente es como puedo ser nómada, estar todo el día viajando, y llevar una alimentación 100% vegetal.

En realidad es más simple de lo que parece y depende más de un entrenamiento mental, que de buscar solo realidades perfectas que no existen.

Todo es fácil si en nuestra cabeza es fácil. Todo es posible si en tu cabeza es posible, y para mi viajar siendo vegetariano no es ningún problema, puedo llevar una alimentación 100% vegetal sin que sea un suplicio. Lo importante para ello es que te entrenes mentalmente 🙂

Aquí te dejo unos consejos para que viajar y comer saludable y vegetal no se convierta en un problema.

  • Entiende que es tu responsabilidad no de otros. Podemos excusarnos en que en el lugar donde estamos no hay demasiados restaurantes veganos, que no tienen opciones o que es un lugar con mucha tradición de carne, pero la cuestión es que es tu responsabilidad conseguirlo y no de otros. Puedes conseguir comer en cualquier lugar si eres amable, te sabes explicar, eres empático y lo pides como un favor y no como una imposición. No vayas con la mente predispuesta a que va a ser imposible y difícil porque no lo es. Afinarás y perfeccionarás tus habilidades sociales en situaciones adversas. Incluso con una barrera idiomática gigante 🙂
  • Puede que a pesar de todo tengas que buscar otro local. No hay problema, a veces entro en espacios muy austeros, en pueblos remotos donde tienen un único menú sin opciones, pero no pasa nada. Esto le puede pasar a un vegano o a una persona alérgica al melocotón que entra a ese local y el menú único de ese día lo lleva. No va a ser algo habitual, pero ocurrirá. No pasa nada, el enfado no suma.

 

A veces en los viajes encuentras restaurantes saludables que te sorprenden (este plato es de Indonesia)

 

  • No hagas difícil lo que es fácil. Una de las cosas que a veces se tuercen, son los pequeños detalles. En mi caso me encanta tomar té con leches vegetales porque no me gusta el café y no tomo leche de vaca. Si estas en un sitio moderno, tendrán alguna leche vegetal pero esto no siempre es así. Si ya sabes que no tienen el primer día, lo mismo ocurrirá el segundo y tercer día. Solución; Compra tu leche vegetal y déjala en la habitación o en el restaurante del hotel. Tema zanjado 😉

 

  • No te compliques demasiado la vida. Estás de viaje y debes disfrutar. A veces vas pensando desde el principio en lo que te vas a encontrar y en todas las dificultades antes de que ocurran. Cuando viajo no voy pensando en todo momento que me voy a encontrar problemas, yo voy a disfrutar y como cualquier persona me encuentro sitios que me gustan y otros que no, pero para nada me condicionan mis viajes el hecho de ser vegano.

 

Pad thai vegano de Chiang Mai (Tailandia)

  • Estas viajando y te debes adaptar tú. En viajes internacionales una de las barreras que me he encontrado es el idioma, ya que si no hablan ingles ni español… ¿Cómo les cuento todo el rollo de no carne, no pescado, no huevos…?? Pues como es mi responsabilidad soy yo el que me debo hacer entender. Siempre tengo google traslator en mi móvil con el idioma local descargado para poder poner un pequeño texto en su idioma donde especifique algo concreto para ese lugar y su oferta. Por ejemplo “ soy vegetariano quiero arroz y verduras. Sin huevo. GRACIAS” Otro problema resuelto 🙂

 

  • Vas a meter la pata, no te fustigues. Yo el 99% de las veces no tengo problema, pero cuando juntas barreras idiomáticas puede que metas la pata. Por ejemplo en Bali, pedí un paté de berenjena, en principio era todo vegano y así fue, sin embargo, me sabia un poco a mantequilla… pregunté si llevaba mantequilla y me dijeron que no… pero claro, mi paladar es como un sensor. Cuando terminé, me dí cuenta que había un pequeño pedazo de pan que seguramente estaba tostado con mantequilla y de ahí ese sabor a mantequilla que percibía. Pequeñas meteduras de pata con las que no podemos castigarnos, se hace lo mejor que se puede pero la perfección no existe. Si has metido la pata alguna vez o te pasa, por favor acuérdate de mi porque tampoco soy perfecto. NO PASA NADA, es más lo que hacemos que lo que dejamos de hacer.

 

  • No va a ser como en casa. Yo normalmente llevo una alimentación 100% vegetal y con un porcentaje muy grande de crudos; 70% aproximadamente. Cuando estoy fuera me adapto, sigo llevado una alimentación saludable pero con mucho menos crudo y seguro que menos saludable porque no siempre tengo todo lo que tomo cuando estoy en mi casa, peor no pasa nada. Adaptarnos nos hace mas flexibles. Mis viajes son para hacerme experto en arroz blanco; tipos y texturas 🙂

No siempre hay glamour, pero la gastronomía no tiene que serlo en todo momento. Aquí un plato 100% vegetal de la cocina tradicional en Taiwan

  • Lleva tu pack de supervivencia según tus preferencias. En mi caso es un paquete de vitaminas muy potentes y naturales y algún suplemento en polvo. También la leche vegetal en polvo puede venir bien. Pero sin perder la cabeza. Esta bien viajar con poco equipaje. Mi pack básico de supervivencia es un multi vitamínico que garantice todos los micro nutrientes, vitamina b12 y hierba de trigo en polvo. De esta forma aunque este una semana en un lugar tomando arroz blanco y verduras (modo superviviente a la deriva), me garantizo una dosis mínima de micro nutrientes y clorofila, después compensaré en mi próximo destino que seguro es más amable. Casi siempre en todo lugar hay un oasis.

 

  • Aprovecha para conocer los lugares comiendo. Si viajo alguna ciudad o población grande me encanta visitar sus espacios saludables, sus restaurantes veganos y vegetarianos. Recorrer la ciudad mientras comes y apoyas la economía de los negocios éticos es una buena forma de viajar. Ya que vas a tener que buscar lugares para comer, transfórmalo en algo positivo.

 

  • Disfrútalo, incluso de los grandes dramas culinarios puedes sacar una sonrisa, es el mismo precio. Ahórrate los enfados y disfruta mucho. Siempre se puede, te doy mi palabra de honor.

 

Cómete la vida, llevar una alimentación consciente, estés en el lugar que estés, es una cosa maravillosa y llena de experiencias positivas para ti. Disfruta de la navegación, no dejes que tu alimentación te limite y vuela.

Buen viaje!

 

 

ÚNETE A LA COMUNIDAD Y RECIBE UN EBOOK GRATIS EN TU CORREO!

ebook-gratis

¿Que te ha parecido el artículo?

Ayúdanos a mejorar el blog, valoramos tu opinion!
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (20 votes, average: 4,15 out of 5)
Cargando…

4 respuestas en “Trucos para comer vegetal mientras viajas

  • María A

    Me ha encantado! Viajó próximamente a Japón y ya me estaba haciendo cabriolas mentales (porque allí entienden que los vegetariano no comen carne roja y ya está) . Te haré caso, lo que será será…

    Responder
    • Luis Garcia Sanz

      wow!! Japón es una maravilla gastronómica 🙂 no pongas freno al disfrute de ese viajazo!!! pásalo bien y disfruta también de la comida, empodérate y puede con todo.
      Lo complicado de japón es que ponen pescado a todos los caldos, no se si comes pescado o no, o si haces excepciones pero ese será el principal “pero” que tendrás, pero siempre hay alternativas.
      Disfruta mucho del viaje y a por todas!!!!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *