El matcha es uno de los tés más valorados entre los amantes de esta bebida, una de las opciones más gourmet y caras en el mercado, sin embargo, ahora se abre un abanico de posibilidades, que hacen de este ingrediente una nueva tendencia en todo el mundo.

Además de servirse de modo tradicional, ya lo podemos encontrar como ingrediente de muchos productos y bebidas frías a base de matcha. Un té con muchas propiedades que esta haciéndose un hueco muy importante en el mercado.

 

¿Qué es el té matcha?

El té matcha tiene su origen en China, pero será en Japón donde adquiera su mayor popularidad, pasando a ser el protagonista en las tradicionales “ceremonia del té” de la alta sociedad japonesa, donde con un chasen (brocha de bambú) se hace un preparado con este té en su versión caliente.

Se trata de un té verde en polvo, que surge de triturar las hojas del té verde secas. Cuanto mas verde intenso resulta el polvo, mejores calidades se le atribuyen.

Aunque tradicionalmente se ha consumido caliente, podemos preparar batidos y zumos con este té, utilizarlo como ingrediente para postres o integrarlo en múltiples recetas.

Además ahora podemos encontrar refrescos a base de este té.

¿Qué propiedades tiene?

Las propiedades que se le atribuyen a este té son muy amplias, y aunque no podemos dar por buenas todas sin más, todo apunta a que puede ser un buen compañero de viaje.

  • Es un potente antioxidante, sobretodo en catequinas.
  • Tiene cafeína como el café, pero sin sus efectos nocivos. Al contener L-teanina, esta hace que la absorción de la cafeína sea muy lenta y progresiva.
  • Rico en micronutrientes: Destaca el contenido en vitaminas A, B1, B2, C y E
  • Quemador de grasa natural, ya que promueve la oxidación de las grasas.
  • Propiedades antibióticas por la presencia de la catequina, que además de un antioxidante natural, también tiene propiedades antibióticas y favorece el sistema inmunológico.
  • Es rico en fibra de calidad.
  • Pose una buena dosis de clorofila, tan beneficiosa para nuestro organismo.

¿Cómo utilizarlo?

Puedes utilizarlo como una hoja verde en tus batidos, introducirlo en un porridge, que sea un nuevo ingrediente para tus helados artesanos, e incuso utilizarlo en postres. Tendrás que tener cuidado al combinarlo porque es cierto que no es de sabor neutro o dulce, tiene un sabor ligeramente amargo, que no casará con todo y no puedes poner mucha cantidad en cada receta, es un ingrediente muy concentrado por lo que hay que tratarlo bien y con mimo para que no sepa a rayos 😮

Pero para ponértelo fácil te voy a dar unas recetas de té matcha muy fáciles, que seguro te ayudan a dar los primeros pasos con este ingrediente, porque me confieso; Yo hace años, cuando aún no era moda, lo probé y… casi muero. Ahora ya es uno de mis imprescindibles, porque como todo en la vida, la cocina también es cuestión de proporciones, equilibrio y amor.

 

Receta básica de té latte matcha frío.

250ml de leche de arroz o almendras

1 cuchara de café de té matcha

Edulcorante al gusto (1 cucharada de azúcar de coco por ejemplo, o puedes no poner).

Elaboración: En una batidora de gran potencia bate todos los ingredientes hasta conseguir integrarlos todos. Puedes añadir un poco de hielo y menta fresca para hacerlo tipo granizado.

 *Si no tienes batidora de gran potencia en casa, primero en un recipiente pequeño hecha el té matcha y dilúyelo en medio vaso agua lo mejor posible (puedes hacerlo en agua caliente para que sea más fácil) y después batirlo todo junto y enfríar.

 

Receta de coco-matcha frío tropical.

250ml de leche de coco.

1 cucharada de café de té matcha.

Edulcorante al gusto (1 cucharada de azúcar de coco por ejemplo).

Media cucharada de café de jengibre seco

5 hojas de hierba buena o menta

Unas gotitas de lima

Coco rallado al gusto

Elaboración: En una batidora de gran potencia bate el coco con el té matcha, el edulcorante, el jengibre, la menta y las gotas de lima. Una vez hayas conseguido que se integre bien todo, sirve en un recipiente y decora con coco rallado por encima.

*Puedes añadir agua de coco en caso que la mezcla quede muy espesa, o también un poco de agua.

Sírvelo con un poco de hielo, o tritura la mezcla con hielo en una batidora de gran potencia.

 

Receta de helado cremoso con té matcha.

 

2 plátanos congelados en rodajas.

250ml de leche de arroz o de almendras.

1 cucharada de café de té matcha.

Edulcorante al gusto.

Una pizca de vainilla.

Elaboración; tritura el matcha, el azúcar y la vainilla con la leche hasta conseguir que el polvo se integre al completo. Una vez esté, añade los plátanos congelados y vuelve a triturar hasta que consigas la textura que deseas.

Sirve en un bol y tómalo frio en forma de helado.

Esper que esta información te resulte útil y te inspire para hacer estas recetas u otras muchas que se te puedan ocurrir. Pon antioxidantes y clorofila en tu vida, y todo irá mucho mejor 😉

Un abrazo gigante!

EBOOK GRATIS:

5 Claves para una cocina saludable

Subscribete aquí y descargate este ebook ya!

El ebook  '5 claves para una cocina saludable' pretende dar a conocer los secretos de una cocina saludable a modo de resumen, sin datos contradictorios y con pautas prácticas que puedas aplicar en tu cocina diaria sin ningún problema.

¿Que te ha parecido el artículo?

Ayúdanos a mejorar el blog, valoramos tu opinion!
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (8 votes, average: 4,75 out of 5)
Cargando…

¡Comienza hoy tu formación Online!

Únete a esta comunidad y aprende de forma fácil y rápida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *